Beneficios de la fisioterapia acuática

Los beneficios de la fisioterapia acuática son múltiples, ya que, el agua brinda una capacidad de ejercicio que ayuda a la recuperación de lesiones y patologías musculoesqueléticas. Y cada vez más tiene salida profesional.  Es por ello, que vamos a realizar un repaso por las cuestiones más relevantes sobre esta terapia.

La fisioterapia es importante y va dirigido a muchos sectores de la población. Este tipo de terapia puede ser realizada en personas con discapacidad, personas que han sufrido algún tipo de accidente o tienen un problema de forma puntual.

¿A quién va dirigido a la fisioterapia acuática?

La fisioterapia acuática va dirigido a cualquier persona sin importar la edad, que tengan algún tipo de cuadro agudo, enfermedades reumatológicas y traumatológicas.

Las ventajas de aplicar la fisioterapia en una piscina son debido a que los principios físicos del agua a una temperatura óptima, son ideales para estimular el movimiento del cuerpo.

¿Qué tipo de patologías y traumotologías va dirigido el tratamiento de la fisioterapia acuática?

  • Readaptación de la columna.
  • Dolor de espalda (mejora movilidad, tono, etc.)
  • Problemas linfáticos
  • Patologías neurológicas

Los resultados de practicar la fisioterapia acuática son:

  • Alivio del dolor.
  • Relajación.
  • Mejora de la movilidad.
  • Mejora del equilibro.
  • Despeja las vías respiratorias.

Los resultados positivos suelen ser satisfactorios, y normalmente tarda poco tiempo en apreciarse la mejoría.

La principal ventaja del medio acuático para desarrollar sesiones de fisioterapia es que reduce el peso del cuerpo humano. De esta manera, al fisioterapeuta le resulta más sencillo trabajar. Por su parte, a los pacientes con movilidad reducida o falta de fuerza les resulta más fácil moverse, con la consiguiente gratificación que esto supone para ellos.

Otro de los grandes beneficios de practicar ejercicios en una piscina es que estos pueden ser más complejos, gracias a los beneficios que nos brinda el medio acuático. Por otro lado, la fisioterapia acuática permite relajarnos y crearnos buenas sensaciones al terminar la sesión, acelerando el conseguir los objetivos que nos hemos marcado.