Como sentarse correctamente en la oficina

La ergonomía se define como la aplicación de conocimientos científicamente probados destinados a la mejora del entorno de los trabajadores, tanto para mejorar su salud física como psicológica a estos durante su estancia en el puesto de trabajo.

La ergonomía durante la estancia del trabajador en su puesto es importante, ya que una correcta posición y características a tener en cuenta, nos puede prevenir de sufrir dolencias, inflamaciones y hasta posibles daños que con su reiteración en el tiempo pueden ser irreversibles.

Beneficios de adoptar una postura ergonómica correcta en el puesto de trabajo

Si nos sentamos correctamente, evitaremos una serie de problemas y nos aportará beneficios, entre los más destacados se encuentran:

  • Evitamos dolores en la espalda
  • Podremos aguantar más tiempo sentados, sin notar dolores.
  • Sentirnos cómodos, ayuda con a lidiar con el estrés, y trabajamos de manera más eficiente.

Pasos iniciales para sentarse correctamente en el trabajo

  • Memorizar las posturas correctas en cada posición que tomemos existen una serie de posturas correctas ergonómicas que debemos memorizar, ya que sus conocimientos son fundamentales, por las razones que anteriormente comentamos.
  • Concienciarse de tomar una buena postura: ya que de la propia concentración o del movimiento en el propio trabajo, puede hacer que cambiemos la postura que teníamos y no seamos conscientes de que hemos adaptado una mala postura.
  • Disponer de todo el material para tomar la postura correcta

Posturas que no debes realizar para sentarte correctamente en la oficina

sentarse correctamente oficina

  • Fijación en la columna vertebral: uno de los mayores errores que cometemos es el de cuando estamos sentados el tender a inclinarnos a un lado, distribuyendo todo el peso en ese lugar, a largo plazo puede provocarnos dolores lumbares crónicos.
  • Sentarse correctamente en la silla:

Tendencia a cruzar las piernas: esta tendencia es especial, en mujeres, al igual que echar las piernas hacia atrás, debajo de la silla para hacer una cruz. Esta tendencia dificulta la circulación de la sangre lo que puede provocar daños dermatológicos en la piel.

Sentarse al filo de la silla: esto es una mala costumbre que hacemos muchos, el sentarnos al filo de la silla y echar la silla totalmente para atrás. La repetición de esta postura, nos puede provocar graves daños en la columna, produciendo lumbalgia en casos extremos.

Sentarse sobre las piernas/una pierna: Otra tendencia es la de sentarnos sobre una pierna o sobre las dos piernas, los muslos son los que más sufren el peso, provocando una mala circulación de la sangre.

  • Inclinación hacia la pantalla: Esto es una mala costumbre que realizamos cuando no vemos bien la pantalla o queremos centrarnos en algo concreto, esto no solo provoca daños en tu espalda y columna, sino que también afecta a los ojos.

Si al sentarnos notamos un fuerte dolor en la espalda, puede ser que estemos sufriendo de hernia discal, en una anterior publicación que realicé comento como detectar este síndrome y métodos para recuperarnos correctamente gracias a la labor de un fisioterapeuta.