Esguince de Tobillo: Duración y Tratamiento

Finaliza el verano y en nuestra clínica fisioterapia hemos notado un aumento de pacientes con esguinces de tobillo, debido, especialmente, al aumento de la práctica de deporte y la actividad física derivada de un mayor tiempo libre.

En esta nueva publicación vamos a dar una serie de consejos sobre aquellos errores que no debemos cometer cuando tenemos un esguince de tobillo.

CONSEJOS PARA RECUPERARNOS LO MÁS ANTES POSIBLE DE UN ESGUINCE DE TOBILLO

Si somos conscientes de haber sufrido un esguince de tobillo, deberemos tener presente estos consejos:

  • Hacer un tratamiento por ti mismo: una vez producida la dolencia, será conveniente acudir a un profesional médico, que nos diagnostique la gravedad del esguince -que puede variar desde leve hasta muy grave-, así como aconsejarnos toda la terapia que necesitemos. Por supuesto, deberemos acudir regularmente a sesiones de fisioterapia.
  • Mantenernos activos: dentro de unas pautas, la inmovilización total es perjudicial para la recuperación completa de nuestro tobillo. Está comprobado que mantener la férula de yeso aumenta la debilidad del músculo. Por lo que debemos preguntarle a nuestro fisioterapeuta cuales son las pautas idóneas para mover con precaución nuestro tobillo.
  • Aplicar hielo: para bajar la inflamación, es recomendable aplicar hielo en la zona afectada unas 5 veces por día. Lo ideal, es usar bolsas destinadas a esa función.
  • Apoyar el pie tumbados en una superficie alta y blanda: lo más recomendable es guardar reposo, tumbados y con el pie encima de una almohada o cojín.

ESGUINCE DE TOBILLO, ¿CUÁNTO TIEMPO DURA?

Deberemos mantener estas pautas durante aproximadamente 15-20 días en el caso de que sea esguince leve-moderado. Si el esguince es muy grave, con el tratamiento adecuado, el dolor puede prolongarse hasta 3 meses.

Deja un comentario