La reflexología para ‘visitar’ las Maldivas

El estrés y la acumulación de cargas y obligaciones diarias nos hacen estar sometidos en un ritmo de vida, especialmente en ambientes urbanos, en los que salir de ellos es casi imposible, a no ser que puedas pagarte unas buenas vacaciones. La reflexología, para aquellos que no puede permitírselo por precio o tiempo, se ha convertido en el factor esencial para hacer una ‘visita’ a las Maldivas.

En otras palabras, la reflexología, como técnica terapéutica alternativa, sirve para trasladar al paciente a un estado de relajación y bienestar con una técnica (las más conocidas son la reflexología podal y la reflexología facial) por la cual el cliente sentirá una sensación de confort en todo el cuerpo utilizando únicamente los dedos del fisioterapeuta en una zona concreta (la conexión del cuerpo se establece de un modo general en algunos espacios del ser humano como el rostro o los pies).

Ventajas de la reflexología facial

La reflexología facial se usa normalmente después de diagnosticar y evaluar al cliente. Así, aquellas personas que utilizan esta técnica alternativa lo hacen tras conocer, gracias a los puntos de la digitopuntura, qué zonas contienen mayor presión; es el momento de quitar de encima cualquier tipo de malestar (dolores de cuello, estómago, espalda, cabeza, garganta o menstruación).

La reflexología es buena acompañante de los medicamentos. Suele complementar las funciones médicas de los mismos y colaborar en la consecución de resultados positivos. Sin embargo, y casi por demanda general, es la reflexología aquella que, casi como efecto placebo, se exige por parte del paciente incluso en ocasiones en las que no se está practicando otra terapia o medicamente.

La fuerza de la reflexología es tal que, a veces, por su propia cuenta, es capaz de devolver a las personas, con un par de gestos, a una realidad paralela. Quizá esta realidad está en las Maldivas. ¿Por qué no pruebas?

Deja un comentario