Roturas de tendones

Los tendones son una parte de color blanco del músculo estriado, que tiene consistencia fuerte y no contráctil, y se constituye de fibras de tejido conectivo agrupadas en fascículos. La función de los tendones es insertar el músculo esquelético en el hueso y transmitir la fuerza de la contracción muscular para posteriormente producir un movimiento.

Desafortunadamente, las roturas de tendones son frecuentes y existe riesgo de que se produzcan, sobre todo en aquellas personas que se dedican al deporte de forma profesional o las que realizan actividad física muy a menudo. La edad es un factor que también puede provocar roturas.

¿Cómo se originan las roturas de tendones?

Pueden ocurrir a raíz de un episodio traumático, como un golpe brusco o una lesión grave, o bien desarrollarse de forma gradual.

¿Qué tipos de roturas de tendones existen?

Las roturas de tendones pueden ser:

  • Parciales. No se divide el tendón completamente.
  • Totales. Se produce un corte completo del tendón. Estas roturas totales pueden ser pequeñas, afectando solo a un tendón, o bien ser amplias abarcando varios tendones.

Factores de riesgo

  • Actividades repetitivas en deportistas o trabajadores manuales.
  • Caídas o sobreesfuerzos súbitos.
  • Degeneración a consecuencia de la edad.

Síntomas de las roturas de tendones

Los síntomas variarán dependiendo del tipo de rotura. Si la rotura del tendón es muy amplia, el paciente sentirá un dolor muy intenso y será incapaz de mover la articulación o la zona afectada. Cuando la rotura reviste menor gravedad, el dolor del paciente es menor, se produce algún crujido y disminuye la fuerza del movimiento articular, pero sí puede moverlo sin dificultad. En otras ocasiones, de forma más inusual, los pacientes no presentan síntomas y no son conscientes de que tienen una rotura de tendón.

Diagnóstico

Para determinar si un paciente posee o no una rotura de tendón, primero se realiza una radiografía, para descartar la existencia de fracturas, y posteriormente se realiza una resonancia magnética o una ecografía, para ver si existen roturas tendinarias.

Tratamiento

El tratamiento, dada la variada naturaleza de las roturas de tendones y del tipo de paciente, deberá ser individualizado.

Como vimos en posts anteriores, el papel del fisioterapeuta puede ser importante en momentos posteriores a la rotura, para conseguir una recuperación más rápida de las lesiones.

Deja un comentario